“Las energías fluyen hacia donde va tu atención”. Quienes me conocen saben que esta es mi frase favorita y voy escribiéndola por todos lados, para mantenerla presente. Somos capaces orientar las energías de la vida hacia lo que queremos, y esto no ocurre por arte de magia, se logra HACIENDO y el fin de semana es genial para trabajar en ello.

Algunos hábitos que puedes incorporar en tus sábados y domingos, moviendo las energías hacia donde quieres son:

  • Levántate temprano: Aprovecha cada momento del día.
  • Desconéctate del trabajo, el lunes podrás volver a eso. En lo posible, evita trabajar en algo que no seas tú y tus planes de vida.
  • Socializa: pasa el tiempo con la familia, amigos, comparte ideas, demuéstrales tu afecto y permítete sentir el suyo.
  • Muévete: un paseo por el parque, la playa, en bici o la práctica de algún deporte son buenas opciones el fin de semana. Hacerlo, ayuda a liberar stress y generar nuevas ideas.
  • Conéctate con tu pasión: correr, leer un buen libro, pintar, jugar, bailar, cual sea tu actividad favorita, dedícale tiempo el fin de semana. ¡Distraerte es importante!
  • Reflexiona: Toma unos minutos para pensar ¿Qué hiciste bien en la semana?, ¿qué puedes mejorar durante la semana siguiente?, ¿lo que haces, te acerca a tus planes?, ¿qué puedes hacer la próxima semana que mueva las energías hacia ellos?.
  • Mímate un poco: Ir al salón de belleza o hacerte una mascarilla en casa, arreglar tu cabello, recibir un masaje o hacerte la manicura, son momentos para mimarte sin la ansiedad de volver al trabajo. El fin de semana es perfecto para eso.
  • Planifica la semana: El domingo es perfecto para eso. Luego de haber reflexionado sobre los días pasados, te darás una idea clara de por dónde necesitas empezar.

El próximo fin de semana, te invito a incorporar algunos de estos hábitos a tu rutina. Verás cómo las cosas comienzan a cambiar positivamente, moviendo las energías hacia donde pones tu atención. 

Monik