Como quizás ya sabes soy lo que llaman una «come libros», tengo una obsesión por leer tanto como pueda. La lectura, es un maravilloso hábito que entretiene, informa y encanta a muchos. Sin embargo; a pesar de ser tantos los beneficios de la lectura, a muchas personas no les resulta natural hacerlo.

Investigando un poco entre libros, estudios y escuchando a mujeres como tú a quiénes pregunté qué es lo que más les cuesta de cultivar el hábito de leer, descubrí  que éstas, son algunas de las razones más comunes.

«No tengo tiempo para leer»

«Me duermo apenas tomo un libro»

«No logro concentrarme»

«No he encontrado ningún libro que me guste»

«Solo puedo leer algunas hojas y dejo de entender lo que leo»

«Siento que le quito tiempo a mis hijos por estar leyendo»

«Me aburre, siento que es estudiar»

4 ERRORES DE QUIENES NO LOGRAN LEER DE FORMA HABITUAL

Con estas respuestas tuve que investigar más a fondo y descubrí cuáles son los errores más comunes que cometen todas aquellas personas que fallan al hacer de la lectura un nuevo hábito.

ERROR 1: LEER LO QUE ESTÁ DE MODA

Los libros son como la comida, como la ropa y las películas. Hay uno para cada quien y hay uno para cada ocasión. Intentar leer solo aquello que está de moda, es una manera de mantenerte «en onda». Pero, si aún leer no es uno de tus hábitos, te recomiendo que en lugar de elegir lo que a otros les está gustando, elijas el libro según tus gustos y momento de vida.

ERROR 2: LEER EN LAS NOCHES, CUANDO ESTAMOS CANSADAS.

Leer justo antes de dormir funciona solo para ciertos tipos de libros. Por ejemplo; a pesar de ser una «come libros» yo me aburro un montón cuando leo libros de aprendizaje justo antes de dormir. Dejo de prestar atención y me duermo al poco tiempo. Si estoy buscando dormirme rápido es una buena estrategia. Pero si lo que quieres es leer, te aconsejo cambiar de género.

¿Has intentado leer una buena historia de ficción, de aventuras o romántica?. Tiene el mismo efecto que una serie de Netflix, te quedarás enganchada.

ERROR 3: DEJAR LA LECTURA PARA CUANDO HAYA TIEMPO

Lo que no está en tu agenda, seguramente no ocurrirá  en tu día. Si estás desarrollando un hábito, debes darle prioridad en tu jornada, al menos hasta que sea algo que hagas de manera automática. Planifica con anticipación qué, a qué hora, por cuánto tiempo y dónde vas a leer.

ERROR 4: NO CORREGIR LAS DEFICIENCIAS EN LA TÉCNICA DE LECTURA

Nos enseñan a leer de pequeños, pero ese aprendizaje no siempre incluye las técnicas correctas por lo cual vamos por la vida leyendo con fallas que nos vuelven más lentos al leer y empobrecen nuestra capacidad de retención e interpretación del texto:  silabeo, repetición innecesaria del texto, omisión de palabras, movimiento de la cabeza en el sentido de la lectura, leer acostados, entre muchas otras.

¡TODO TIENE SOLUCIÓN!

Sin importar lo mucho que te haya costado hasta ahora hacer de la lectura un hábito, la buena noticia es que es una conducta aprendida y como todas puede aprenderse, reaprenderse y mejorarse. Aquí te dejo, pasos sencillos para lograrlo, estos son mis tips para que hagas de la lectura tu hábito de poder.

TIP 1: DEFINE TU MOTIVO Y MANTENLO PRESENTE

Sin tener un motivo claro es muy difícil hacer cambios radicales  en nuestra vida. Define qué quieres lograr al leer y para qué. En el post «10 Razones para comenzar a leer hoy», te compartí algunas de las ventajas de leer, ¿es acaso alguna de ellas tu motivo?, o es ¿fomentar en tus hijos este hábito a través del ejemplo?, decide qué te motiva, escríbelo y repítelo a diario.

TIP 2: SI UN LIBRO NO TE HA ENGANCHADO, BUSCA OTRO

Recuerda que desarrollar un hábito requiere de repetición. Repetir algo que no te gusta se hace más difícil, por eso es indispensable que evites forzarte a leer temas que no despierten tu absoluta pasión desenfrenada, al menos mientras cultivas el hábito. Elige el libro para ti en este momento de tu vida y manos a la obra.

TIP 3: NO LE DEJES TU LECTURA A LA HORA 25 DEL DÍA

Recuerda que lo que no está en el plan, es menos probable que lo hagas en el día. Hazte responsable, si ya decidiste que quieres leer más y hacer de eso un hábito, entonces no cuentes con esa hora 25 que no llegará. Planifica la hora exacta en la que vas a leer y hazlo, sin pensarlo demasiado. Todos tenemos las mismas 24 horas del día para hacer lo que hacemos, pero solo hacemos lo que es prioridad para nosotros, seamos conscientes o no de ello.

 

TIP 4: ÚNETE A UN CLUB DE LECTURA

Compartir lo que hacemos con otros que tengan los mismos intereses es una forma sencilla de motivarnos, de generar compromiso y mantenernos trabajando en el desarrollo de un hábito. De la misma forma que existen los clubes de running o de juegos, cada vez son más, las comunidades que se reúnen a leer. Busca cuál es el club de lectura de tu comunidad y contáctales. Por lo general tienen grupos divididos por género de lectura, lo cual garantiza que leerán temas que te interesen a ti.

Los libros han sido grandes compañeros de viaje y momentos a solas. Algún día espero tener el superpoder de absorber toda la información que hay en ellos de manera instantánea, sin depender del tiempo, eso sí, sin perder el placer de disfrutarlos. Mientras eso llega, seguiré cultivando el hábito de leer.

Sigue logrando tus metas cambiando de hábitos.

Si te gustó este post… dale cariño a mi blog con un LIKE y déjame tus comentarios.

Monik

 

idea

¿QUIERES SABER MÁS?

«10 Razones para comenzar a leer hoy»

DESCÚBRELO AQUÍ