Según Wikipedia la gratitud  es “ un sentimiento, emoción o actitud de reconocimiento de un beneficio que se ha recibido o recibirá”.

Uno de mis hábitos favoritos es #ElHabitoDeLaGratitud. Ese sentimiento o emoción de alegría y bienestar que nos invade cuando reconocemos un beneficio en nuestras vidas. No se trata de dar gracias solo por los grandes acontecimientos o las riquezas materiales, se trata de genuino agradecimiento por las pequeñas cosas de la vida: una sonrisa, amanecer, la comida, la oportunidad de ayudar, una buena película, un paseo con amigos, una rica siesta.

Numerosos estudios de psicología han demostrado que las personas agradecidas son no solo más felices sino que tienen niveles de stress más bajos y son capaces de adaptarse a los cambios inesperados de la vida con positivismo y generando alegría en su entorno. Las personas agradecidas tienen mejor autoestima, porque aprecian todo lo bueno de su ser, de su vida, sin poner la lupa en las cosas que no tienen.

La  buena noticia es que la gratitud también puede ser incorporada en nuestras vidas como un hábito de manera consciente, y puedes hacerlo siguiendo sencillos ejercicios que les llevarán a cultivar #ElHabitoDeLaGratitud:

  1. Diario de gratitud: Si dedicas cada mañana solo 5 minutos para agradecer 3 cosas de tu vida, poco a poco verás que tus días comenzarán desde la abundancia, con foco en la apreciación de tus bendiciones, en definitiva, ¡serás más feliz!
  2. Haz un favor al mes: ¿Qué tal llevar la gratitud un poco más allá de las palabras?. Cada mes, hazle un favor a alguien que necesite una mano, en agradecimiento por algo que haya hecho por ti.
  3. Haz un regalo a alguien: No solo en Navidad o en los cumpleaños podemos regalar. Los presentes son una forma maravillosa de demostrar a otros lo agradecidos que estamos de tenerlos en nuestras vidas. Cada mes, elige a un amigo o familiar y hazles un pequeño obsequio de gratitud.
  4. Nota de agradecimiento:  Una notita con un GRACIAS sincero a tu pareja, compañero, amig@ o a cualquier persona que haya hecho algo por ti, no solo le alegrará el día, sino que estrechará los lazos de la relación. Hazlo cada semana, hasta que sea parte de ti.
  5. Agradece con una sonrisa a tu equipo de trabajo: Cada vez que te sea posible, agradece a tu equipo su dedicación y apoyo incondicional, hazlo con una sonrisa. Para el equipo será una inyección de energía, que mejorará su desempeño y nivel de compromiso.
  6. Nota mental de agradecimiento: A quienes ya no están también les debemos mucho de lo que somos. A todos aquellos que han pasado por tu vida y que ya no están en ella (por la razón que sea) puedes agradecerles a diario mentalmente, su lecciones y buenos momentos en su paso por tu vida.
  7. ¿Qué fue lo mejor del día?: Aunque no todos los días son buenos, hay algo bueno en todos los días. Cada noche cuando estés lista para dormir, dedica un minuto a responder esta pregunta y agradece por ello, está demostrado que con el tiempo está simple práctica puede ayudarte a dormir mejor.

Anímate a poner en práctica alguna de estos ejercicios, te aseguro que si lo haces con disciplina incluso aquellos días que creas no tienes nada que agradecer, en pocos días comenzarás a notar resultados positivos. 

 

 

#LaRespuestaEresTu #LaboratorioDeHabitos #ConstruyeFelicidad #CambiaTuMundo #CoachingFemenino #GratitudHabitual  #VidaSaludable #Habitos  #CoachDeMujeres #Gratitud